¿Cómo transportar tu bicicleta de forma sencilla?

Bicicleta dentro de una casa.

Si estás a punto de hacer una mudanza, estás planificando unas vacaciones donde quieres llevarte tu bicicleta, o simplemente quieres hacer una ruta, te interesará saber cómo transportar tu bicicleta de la mejor forma posible.

Cada vez es más la gente que utiliza las bicicletas. Hay casos en los que la gente las utiliza como su medio de transporte diario, o bien por hacer ejercicio o por comodidad. Por otro lado, también los hay quienes las utilizan para evadirse del día a día, aprovechando sus días libres para irse a hacer alguna ruta con ella. De lo que no cabe duda es que cada vez es más común que la gente se ejercite utilizando la bicicleta. En estos casos, lo más probable es que transportes tu bicicleta en coche. Si por otro lado lo que necesitas es transporte de bicicletas en una mudanza, quizás lo mejor sea contar con una empresa especializada. Si quieres saber las diferentes formas de transportar tu bicicleta, ¡sigue leyendo!

Camiones de mudanzas.

Transporte de bicicletas en coche

Una de las formas de transportar la bicicleta será en tu propio coche. Esto puede ser porque sea para una excursión de un día, un viaje, o simplemente prefieres llevarla tú. El modo de transportar la bicicleta en tu propio vehículo se va a ver condicionado por varios factores: si viajas solo o con alguien más, el tamaño de tu coche, el de la bicicleta… Podrás hacerlo tanto en el interior como en el exterior del vehículo.

En el caso de decidir transportar tu bicicleta en el interior de tu coche esta deberá dejarte la visibilidad y libertad de movimiento en el vehículo que garantice la seguridad de todos aquellos que vayan en el interior. Además deberás asegurarla para evitar que la bicicleta se vaya moviendo por el vehículo y que llegase a generar algún tipo de accidente (te podría golpear, por ejemplo). No debes dejar ninguna pieza suelta para evitar sorpresas.

Por otro lado, otra forma de transportar tu bicicleta será en el exterior del coche con la ayuda de un portabicicleta. Si no puedes aprovechar el espacio interior del coche porque este es pequeño, o porque va lleno, deberás utilizar la parte exterior del mismo.

Hay diferentes modelos de portabicicletas: para el techo del vehículo, como remolque e incluso integrado en el coche. Aunque sean diferentes, siempre deberás tener en cuenta unas indicaciones de seguridad:

  • El sistema que elijas no deberá ocultar las luces de señalización del vehículo, y de ser así deberás instalar la iluminación en el exterior para que sea visible.
  • Las bicicletas no podrán sobresalir por los laterales del vehículo. Además que sobre el largo del vehículo no podrá sobresalir más del 15% de su tamaño.
  • Si el portabicicletas se encuentra en el maletero trasero del vehículo, este deberá ir correctamente señalizado.
  • Deberás asegurar bien los enganches para estar convencido de que durante el trayecto las bicicletas no se moverán y no generarán ningún riesgo ni para ti ni para el resto de conductores.

En el caso de no cumplir las normas establecidas, además del riesgo que eso conlleva, podrás ser multado por no señalizar, por mala iluminación y señalización, incorrecta colocación, o suponer un peligro para el resto de conductores.

Un tipo de embalaje para bicicleta.

Transportar tu bicicleta en una mudanza

Si por el contrario te estás enfrentando a una mudanza, lo primero, mucho ánimo, y lo segundo, la forma de transporte de tu bicicleta puede ser diferente. Es cierto que cualquier consejo para hacer una mudanza es bien recibido, pero pocas veces se habla de las bicicletas para estos casos.

En estos casos lo que se quiere es intentar que todo llegue sano y salvo a tu nuevo hogar, y esto solo lo podremos conseguir haciendo un correcto uso de los materiales. Lo primero y más importante será la forma en la que embales tu bicicleta, ya que existen diferentes tipos de embalajes. Puedes contratar a la propia empresa de mudanzas para realizar el embalaje y así asegurarte de que todo llegara perfecto. Si aún así quieres hacerlo por ti mismo aquí van algunos consejos.

  • Debes decidir cómo vas a proteger tu bicicleta:
    • Meterla en una caja de cartón. Si vas a transportar tu bicicleta de esta manera, lo mejor será desmontarla e intentar ajustarla para que encaje bien. De esta forma puede ser que llegue a ocupar menos espacio.
    • Embalarla. Si por el contrario decides embalarla, deberás utilizar los materiales adecuados para ello. Sobre como embalar bicicleta puedes cubrirla con plástico de burbuja de buena calidad, con perfiles de protección… Tienes que asegurarte de cubrir a conciencia todas aquellas partes más propensa a los golpes (las que más sobresalen).
  • No olvides fijar uno de los pedales al cuadro, para así evitar que se esté moviendo continuamente.
  • Otra forma muy popularizada es la de cubrir tu bicicleta con mantas, aunque no es la más segura.

Sigue los consejos que te damos, y solo tendrás que preocuparte por disfrutar de tus rutas en bicicleta allá donde quieras llevártela.

No hay comentarios

Deja tu comentario

  • Abrir chat
    ¿Podemos ayudarte?
    Hola
    ¿En qué podemos ayudarte?