¿Sabías que existen varios perfiles de mudanza?

¡Hola amigos! En Agustrans hemos descubierto con el paso de los años que existen varias formas de mudarse. No nos referimos solo al hecho de mudarse al mismo vecindario, otra localidad u otro país, sino a que dependiendo de la persona y de cómo sobrelleva el tener que mudarse, el proceso de embalar, trasladar y colocar sus muebles en su nueva residencia adoptará un tipo de perfil dentro de los distintos tipos de perfiles de mudanza que existen.

Características de los distintos perfiles de mudanza

Algunas personas que tienen a la vista una mudanza buscan contratar un servicio de mudanzas para facilitar el trabajo, otros puede que se limiten a alquilar un guardamuebles donde poder colocar todas sus pertenencias, pero en la mayoría de los casos la persona decide realizar el 100% del trabajo, lo que conlleva una mayor inversión tanto de tiempo como de esfuerzo. Algo que se repite en todos estos perfiles de mudanza son los altos niveles de estrés, ansiedad e incertidumbre por parte de aquellos que cambian de lugar de residencia.

Perfiles de mudanza

 

Tipos de perfiles de mudanza

  • El colector: Este es uno de los perfiles de mudanza que se basa en que la misma persona es la que se encarga de embalar por si misma toda sus pertenencias, y solo pide ayuda a amigos y familiares en el momento de trasladar sus posesiones. La principal desventaja de esta forma de mudarse, es la gran cantidad de tiempo invertido en catalogar y empaquetar los objetos, además de que en muchas ocasiones no se lleva un registro sobre qué contiene cada caja o recipiente, haciendo mucho más difícil la labor de desembalar en el nuevo hogar. Otro problema que se presenta bastante a menudo, es el desmontaje y montaje de los muebles, sobre todo aquellos que se desmontan por partes. Si el dueño no cuenta con las habilidades necesarias o no tiene cuidado, puede terminar dañando la pieza o perdiendo algún tornillo o arandela importante. Quizás la única ventaja a destacar de este método de mudanza sea el absoluto control de todo el proceso.
  • El transportador: Aquí la persona o la familia no solo se limita a empaquetar los objetos, también procuran alquilar un camión de mudanza para ellos trasladar todo por su cuenta. Este método es mucho más agotador que el anterior y por lo general termina siendo también mucho más destructivo, porque al llenar un camión de mudanzas se debe seguir un determinado orden de prioridad, se debe visualizar de antemano qué artículos es el que se debe subir de primero, cuáles cajas llevan objetos delicados y se deben subir de último. Incluso las plantas son uno de los objetos de mudanza más difíciles de transportar incluso para profesionales expertos.
  • El contratista: Hablamos del perfil de mudanza más práctico de todos, es aquel que delega todas las funciones en manos de profesionales y solo se dedica a supervisar el trabajo. Estos apuestan por el pago de un servicio de calidad, que no solo le asegure el embalaje y traslado de sus pertenencias, sino también el montaje de todos sus muebles en el nuevo recinto, para simplemente llegar a su nueva casa y pensar ¡Hogar dulce hogar!

Tu perfil de mudanza

Seguro que alguna vez has tenido que enfrentarte a la decisión de qué hacer ante una mudanza, y te has preguntado si contratar a profesionales o hacerlo por tu cuenta. Ahora que ya has visto los distintos tipos de mudanza que existen, ¿en cuál de ellos estarías tú?

No hay comentarios

Deja tu comentario