Cómo hacer una mudanza con niños y no morir en el intento

Cómo hacer una mudanza con niños y no morir en el intento

Si las mudanzas con mascotas son difíciles, imagínate cómo es cambiar de casa con bebés (y no tan bebés). El estrés, el desorden, el caos y la preocupación se multiplican. Por ello, hoy te damos algunos consejos para hacer una mudanza con niños y no morir en el intento.

cómo hacer una mudanza con niños

8 Consejos para mudarse con niños

Descubre cómo es posible mudarse con niños, sobrevivir y, además, tener éxito:

1. Mantén la calma

Este primer punto es imprescindible. Hay que mantener la calma y evitar las discusiones que puedan surgir. Sabemos que los traslados son estresantes, y muchas veces, debido a este estrés, una mala organización y los contratiempos que puedan surgir a lo largo del proceso, hacer una mudanza y no pasar un mal trago es casi imposible. Por ello, es importante controlarse y llevar la situación de una manera que no afecte a los pequeños, que lo notan todo aunque nosotros no nos demos cuenta.

2. Adopta una actitud positiva

De la misma manera, es importante intentar tener una actitud positiva, para contagiar a los más pequeños y para que, sobre todo, vivan el proceso como algo bueno y agradable.

3. Prepara mentalmente a los niños

Es muy importante que los niños estén preparados para el cambio. Necesitan comprender por qué van a vivir en otro lugar, si se da el caso, que cambiarán de colegio, que tendrán que conocer gente nueva, etc. A esto hay que añadirle las particularidades de cada hijo que harán que esta preparación sea diferente para cada uno, a la vez que se precisa unificar la información para que todos pueden apoyarse entre ellos.
No te preocupes porque en otra ocasión ahondaremos en este punto para ayudaros a explicar el cambio de residencia a los peques.

4. Cuéntales cómo será su nuevo hogar

Para que el cambio no sea brusco puedes sentarte con tus hijos y contarles todo sobre el nuevo hogar y sus alrededores, centrándote por supuesto en lo positivo, pero sin mentir. No se debe idealizar sino representar una realidad que sabemos que es aceptable para el niño. Para ello, habla tanto de su habitación, de si hay dos baños, si tenéis patio, si podréis hacer barbacoas, etc. como del barrio, de los lugares cercanos, de si viajarán en autobús o si hay que coger el coche cada mañana.

Lo mejor es, si cabe la posibilidad, visitar tranquilamente vuestro nuevo hogar, dejando muy claro a cada peque cuál será su habitación así como el resto de estancias e invitándolos a pasear por los lugares más atractivos de la zona y, por supuesto, por el colegio, mejorando el proceso de adaptación. Si no es posible puedes acceder a internet para ver imágenes, y si estáis amueblando la casa ya no olvides tomar fotografías de sus habitaciones para que las conozcan antes de mudarse.

madre contando a sus hijos cómo será su nueva vivienda

5. Ten cuidado con sus pertenencias

Imprescindible que durante la mudanza no se pierda NADA del pequeño. Puede llegar a pensar que sus juguetes no tienen sitio en su nueva vida o que todo es una excusa para deshacerse de aquello que se ha perdido.

6. Implica a los niños en el proceso de mudanza

Hazlos partícipes de todas las maneras posibles. Dejándolos tomar las decisiones importantes en su habitación, contando con su opinión sobre elementos con los que se le pueda relacionar más, dejando que te ayude en la mudanza si se va a hacer de manera paulatina y la distancia lo permite, etc.

7. Sigue las rutinas de siempre

En cuanto el cambio de residencia esté hecho es importante volver a las rutinas anteriores para hacer ver que no ha habido demasiado cambio.

8. Elije el momento adecuado para hacer la mudanza

Si se han producido cambios importantes en la familia (defunción, nacimiento de un hermano) o en el desarrollo del niño (quitarse el pañal, comenzar el colegio) lo mejor es posponer la mudanza para que no se relacionen ambos aspectos ni se vean negativizados el uno por el otro.

Hacer una mudanza con niños: más fácil de lo crees

En general, para hacer una mudanza con niños es importante mantener una actitud positiva, normalizar la situación y, por supuesto, no mentir en nada.

¿Necesitas un consejo sobre algo en particular? ¡Déjanos tu comentario!

No hay comentarios

Deja tu comentario