Consejos para cambiar de local: Planifica tu mudanza en 3 pasos

Consejos para cambiar de local: Planifica tu mudanza en 3 pasos

cambiar de local

¿Estás pensando en ampliar tu negocio? ¿Crees que es el momento de dar el salto y llegar a más clientela? Hoy, en el blog de Agustrans te traemos un artículo muy interesante sobre qué pasos debes seguir si estás pensando en cambiar de local. No te pierdas estos consejos que te ayudarán en tu mudanza. Da el paso que necesitas y ¡empieza una nueva aventura!

Cambiar de local, ¿el paso que necesitas?

Son muchos los empresarios que no se dejan de llevar por el apogeo de comenzar algo nuevo y prefieren hacerlo poco a poco. Montan su pequeña empresa familiar en un lugar sencillo y acogedor, pero llega una buena noticia… ¡el negocio prospera! Esto pese a ser un gran motivo de alegría también es un gran motivo de preocupación. Normalmente, los empresarios acaban sintiéndose frustrados ante la necesidad de cambio, pues las dimensiones del local con el que comenzaron se empiezan a quedar pequeñas para sus planes de futuro, y además necesitan darle una buena renovación al negocio.

Si este es tu caso, ha llegado el momento de trasladar tu negocio a un local más amplio, y posiblemente mejor localizado, en busca de ampliar la clientela. ¿Quieres  dar una mejor imagen a tu negocio ahora que puedes invertir en ello? ¡No te lo pienses! Será una inversión segura, y pasado un tiempo, comenzarás a ver sus frutos.

3 consejos infalibles para hacer tu mudanza

   1. Elige un local según las necesidades de tu negocio

Antes de elegir un local por su ubicación, precio o estado, ten en cuenta cuánto espacio necesitarás según las necesidades de tu negocio y todo el equipo que quieras trasladar contigo. Una vez que tengas claro la dimensión del mismo, ya puedes comenzar a buscar y filtrar por precio, ubicación etc.

Cuando hayas encontrado el local perfecto, haz la distribución de dónde irá cada mueble o dónde colocarás  la maquinaria para que tu negocio vuelva a funcionar. Así, te resultará mucho más fácil organizar todo una vez terminada la mudanza, y podrás empezar cuanto antes a atender a tus clientes.

    2. Elige un estilo decorativo y crea tu propio espacio

Antes de empezar a trasladar tus muebles, toca reformar y pintar el local de acorde al nuevo estilo y tipo de decoración que busques.  Elige el estilo clásico si buscas un toque elegante y sofisticado para tu local, dale un toque urbano con muros de piedra o lámparas industriales para recrear el estilo industrial de las viejas fábricas, o introduce elementos de madera, plantas y mobiliario artesanal para conseguir un estilo rústico y muy original.

Hay miles de estilos: Shabby chic, vintage,  minimalista, nórdico… Pero, por supuesto, la decoración dependerá del tipo de negocio que tengas y lo que estés dispuesto a arriesgar e invertir. Sin duda, es una buena oportunidad para destacar y atraer a mucha más clientela. ¡Piénsalo!

    3. Confía en una empresa profesional para trasladar tu maquinaria, muebles y objetos.

El realizar una mudanza, incluso de una oficina, es algo costoso y muy pesado. Ocuparte tú mismo de embalar, trasladar y desmontar los muebles o maquinaria de tu despacho, tienda o local puede suponer una tarea complicada y hasta llevarte mucho más tiempo del que esperabas. Por esta razón,  contar con ayuda no está de más. Familiares, amigos… o si lo prefieres (y no quieren involucrar a tus conocidos en esta ardua tarea), ponerte en contacto con una empresa profesional, que te ayudará a que el cambio de local sea mucho más llevadero. Son muchas las empresas de mudanzas y guaramuebles en Alicante que pueden facilitarte el trabajo y ahorrarte algún disgusto que derive de un mal traslado de la mercancía, y te asegurarán la seguridad de tus muebles si buscas trasladarlos poco a poco y dejar varios de ellos en un guardamuebles.

Teniendo en cuenta todo lo que has invertido en maquinaria, aparatos electrónicos, muebles de diseño… lo ideal es que también inviertas en su seguridad, y más cuando se trata de un traslado. Si la mudanza la dejamos en manos de cualquiera, no garantizaremos un cuidado en el transporte, algo primordial en cualquier mudanza. Podrías encontrarte con aparatos defectuosos tras un mal traslado, ¡evita el riesgo!

Una vez que tengas tu local listo y ya hayas trasladado todas tus mercancías será el momento de comenzar a organizarlo todo, hacer que el local cobre vida y atraer de nuevo al público, esta vez a un público más amplio. Sin duda, ¡lo más divertido!

mudanza de oficina

En resumen, planificar y realizar una mudanza supone una inversión muy grande, tanto de esfuerzo, como de tiempo y dinero. Confiar plenamente en un profesional, aunque sea más costoso que hacer la mudanza por nuestra cuenta, será una inversión segura y te ahorrará muchos problemas, quebraderos de cabeza y hasta algún que otro dolor de espalda.

Una vez hayas hecho tu mudanza, todo habrá valido la pena. La experiencia será gratificante, y solo te quedará disfrutar de tu nuevo local, volcarte de lleno en el y recoger los frutos que hace tiempo comenzaste a sembrar en aquel pequeño local del que partiste. ¡Anímate a cambiar de local!

No hay comentarios

Deja tu comentario